miércoles, 23 de enero de 2013

Clase 5- Los actos de Habla.

EL LENGUAJE COMO ACCIÓN Y MODALIZADORES DISCURSIVOS









 


http://www.youtube.com/watch?v=33nx7yQc4nE 

I. Actos de Habla

El lenguaje y los actos comunicativos pueden transformar nuestra realidad. Es uno de los valores más importantes del ser humano en sociedad. Que el hablar tiene tales posibilidades queda enteramente demostrado al considerar los efectos que nuestras palabras tienen en nuestro entorno.

Los actos que materializan la posibilidad de hablar han recibido la denominación de “actos de habla”. Estos actos son específicos de los signos, pues lógicamente sólo pueden realizarse con herramientas que constituyan algún tipo de lenguaje. Debemos tener presente que el lenguaje no sólo posee la capacidad de designar acciones sino también de realizarlas al designarlas. Así, por ejemplo, si yo “juro” por lo más sagrado cierta cosa, al momento de decir “juro” estoy también concretando el significado de jurar en el mismo acto.

II. Tipos de Actos de Habla
Existen dos tipos: Actos de habla directos e indirectos.

Actos de Habla Directos:
Son las acciones lingüísticas intencionadas explícitas. Imagínate que te encuentras en una sal de espera junto a un desconocido. De pronto, notas que un corriente de aire fría y molesta ingresa por la ventana que está justo al lado de esa persona. Tú puedes directamente pedirle que cierre la ventana aludida, diciéndole, por ejemplo, “Cierre la ventana, por favor”.

Otro tipo de acto de habla explícito se refiere a los que se enuncian con verbos performativos, es decir, aquéllos en que se dice y ejecuta algo al mismo tiempo. Estos actos, desde el punto de vista gramatical, se caracterizan por tener un verbo en primera persona singular del presente del modo Indicativo:

“Yo te bautizo como María”

Es necesario que se presenten ciertas condiciones extralingüísticas para la concreción de la acción. En el caso del bautismo, es necesario que la expresión sea dicha por el sacerdote a la criatura sobre la pila bautismal.
Algunos verbos performativos son:
Absuelvo Fallo Ruego Acepto Describo Condeno Proclamo Reclamo
Testifico Observo Lego Revoco Defiendo Interrumpo Menciono
Doy por establecido Renuncio Juro Niego Interpreto Destituyo
Prometo Dejo en herencia Concuerdo Afirmo Designo
Consagro Tengo el propósito Hago voto de… ordeno

Debes recordar que un cambio en el empleo de una persona gramatical (tú me bautizas o él te bautiza) o en el tiempo verbal (yo te he bautizado o yo te bautizaré) ocasiona el cambio de lo Performativo (simultaneidad entre la enunciación y la acción) a lo descriptivo o a algún otro modo más o menos alejado de la acción verbal pura.

Ejemplo:
En la oficina del registro civil, se encuentran los novios, las familias respectivas y el oficial.
- Oficial: ¿Acepta a Elizabeth Rojas como su esposa?
- Novio: Sí, acepto.
En la situación comunicativa presentada, el novio utiliza un verbo performativo (acepto). Al enunciarlo, el novio también ejecuta una acción (contraer matrimonio).
Actos de Habla Indirectos:

Son acciones lingüísticas que se dan en una situación comunicativa concreta y que indican indirectamente la intención comunicativa. Ante una ventana abierta justo al lado de un sujeto en una sala de espera, tú puedes decirle, por ejemplo, “¿No le parece que hace demasiado frío como para mantener esa ventana abierta?”. Con ello estás dándole a entender indirectamente que cierre la ventana.

Tanto los actos de habla directos como los indirectos, representan actos complejos, pues realizamos en realidad varias acciones simultáneamente. Cada acto de habla se proyecta en tres niveles y equivale a tres actos simultáneos: el acto locutivo, el ilocutivo y el perlocutivo.



Acto Locutivo Consiste en la mera emisión de una o varias oraciones que expresan un significado literal, dirigidas a cualquier tipo de referente.

Es lo que se dice explícitamente


Ejemplo:


¿Tienes frío?

¡Qué horror! Mañana me levanto temprano

¡Que lástima! ningún asiento desocupado

Acto Ilocutivo: Además de consistir en el significado literal de lo expresado o dicho, el acto ilocutivo consiste en lo que el hablante hace al decir tal cosa.
Es Lo que se hace al decirlo

Preguntar si tiene frío

Informar que mañana se levantará temprano.

Comentar que todos los asientos están ocupados.

Acto Perlocutivo: Decir algo provocará a menudo determinados efectos sobre los sentimientos, pensamientos, los actos del oyente o del que habla y quizás de otras personas. Por acto perlocutivo entenderemos, por tanto, el efecto de lo que se dice y hace, al enunciar el acto de habla, en el receptor. El efecto puede ser verbal o no verbal, a través de la palabra o un gesto.



Sugerir que se abrige.

Disculpas por irse a acostar y sugerir a su invitado que se vaya.

Pedir que le den el asiento.


III. Clasificación de los Actos de Habla

Los actos de habla pueden diferenciarse según su sentido en el discurso como:

· ASERTIVOS: El hablante afirma o niega algo con diferentes grados de certeza. Se incluyen actos como afirmar, describir, definir, informar y creer.
Ejemplos:
- Estoy seguro de que lloverá mañana
- El jazz es una música llena de mezclas
- Mañana saldrá el sol

· DIRECTIVOS: El hablante intenta conseguir que el interlocutor haga algo (que realice una acción, que responda algo, etc.) Se incluyen aquí actos como invitar, ordenar y preguntar.

Ejemplos:
- Ven, acércate.
- ¡Silencio!
- ¿Podrías pasarme el lápiz?

· COMPROMISORIOS: El hablante se compromete, en grados diversos, a realizar una acción o adoptar una conducta futura determinada. Se incluyen aquí actos como prometer, jurar, garantizar y apostar.

Ejemplos:
- Te prometo que lo haré.
- Juro que vendré.
- Te aseguro que no es cierto.
- Apuesto a que no te atreves.

· EXPRESIVOS: El hablante expresa un estado afectivo, emocional o físico respecto al objeto o asunto de que se habla. Se incluyen aquí actos como saludar, felicitar, quejarse, dar condolencias y agradecer.

Ejemplos:
- Me alegra verte.
- Te acompaño en tu pesar.
- Te agradezco lo que haces por mí.
- Me duele el brazo.

· DECLARATIVOS: La relación entre la enunciación y la acción es simultánea, pues el hablante modifica inmediatamente algún aspecto de la realidad al realizar el acto de habla. Se incluyen actos como bautizar, fallar, nombrar y abrir la sesión.

Ejemplo:
- Te bautizo en nombre de Dios.

IV. Modalizadores Discursivos


MODALIDAD LÓGICA: Dice relación con el carácter de verdad o falsedad, necesidad o posibilidad de la información.
Tal vez Felipe vaya a Estocolmo el próximo año.

MODALIDAD APRECIATIVA

Tiene relación con la apreciación psicológica (deseos, emociones) o socio- cultural (si es útil, si tiene estatus) acerca de lo dicho

Me gustaría que Felipe fuera a Estocolmo el próximo año.


A diario debemos producir e interpretar una gran variedad de textos, por lo cual hemos desarrollado cierto nivel de competencia, la que nos permite actuar de manera adecuada en las distintas situaciones de comunicación.

Algunos de los factores que condicionan el discurso

· La presencia del emisor en el acto enunciativo
Se entiende por enunciación el acto real en que un emisor produce un discurso. El enunciado es el producto de lo que queremos decir y siempre se concreta en un contexto (en un lugar, en un tiempo y con determinados participantes). La extensión de la enunciación puede ser muy variada, desde una sola palabra hasta un libro. Ahora bien, en los enunciados podemos encontrar algunas señales que indican la situación de enunciación en que nos encontramos. Estos elementos se convierten en “pistas” que colaboran con una mejor comprensión e interpretación del texto.

Existen diversos tipos de marcadores del discurso que el emisor plasma o imprime en sus enunciados.

· Los Modalizadores
Cuando hablamos o cuando escribimos, realizamos ciertas elecciones: usamos unas oraciones y no otras, incluimos algunas palabras que reflejan nuestro sentimiento, nuestro pensamiento o nuestro deseo, elegimos un tiempo verbal, organizamos lo que decimos de determinada manera. Es decir, adoptamos diversas modalidades en nuestros enunciados. Las palabras o expresiones que reflejan la actitud del hablante o emisor frente a su propio enunciado o frente a la realidad se denominan Modalizadores.

Ejemplo:
Afortunadamente, obtuve un buen puntaje en la prueba.
en este enunciado, el emisor se alegra o siente alivio por el resultado que logró en un examen. Podemos inferir que para él era muy importante obtener esa calificación o que simplemente no le agrada que su rendimiento sea deficiente. Todo este contenido es expresado a través del modalizador “afortunadamente”.

En ese preciso instante, llegaron visitas.
Aquí, en cambio, el emisor quiere resaltar el momento en que llegan a visitarlo (puede haber sido muy oportuno o, por el contrario, una situación totalmente incómoda) y por eso lo consigna al inicio del enunciado. En el lenguaje oral, además, el emisor destaca este hecho a través de una entonación más enfática

· La actitud del emisor frente a su propio enunciado
Otra de las elecciones que el hablante debe hacer tiene relación con la actitud que adoptará frente a lo que tiene que decir. Frecuentemente, cuando nos comunicamos, ya sea de manera oral o escrita, le damos a nuestro discurso cierto “tono” que sirve de orientación al receptor para que pueda interpretar adecuadamente las palabras del enunciado. Este “tono” se denomina modalizador del enunciado. Por ejemplo, cuando alguien quiere manifestar su percepción sobre un hecho utiliza expresiones como “por suerte”. En cambio, si desea manifestar algún grado de incertidumbre, utiliza expresiones como “quizás”, entre otras.

En síntesis, el hablante le puede dar al enunciado alguno de los siguientes “tonos”:

· Verdad- realidad: Es cierto que se lo pedí.
· Posibilidad: Es probable que llegue hoy.
· Necesidad: Es necesario hacerlo así.


Tomado de:  http://actosdehablaeducacionmedia.blogspot.com/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada